Ayuntamiento de Teruel

  • Hoy: 14° / 25° El tiempo hoy
  • Dom: 11 / 25 El tiempo mañana
  • Lun: 7 / 25 El tiempo pasado mañana

La sectorización de la red de agua potable de Teruel evitará fugas y permitirá actuar más rápidamente en caso de averías

Emma Buj y Juan Carlos Cruzado

Las obras comenzarán la semana que viene

5-septiembre-2019.- Esta próxima semana comenzarán las obras de sectorización de la red de agua potable en la ciudad de Teruel. Se trata de una actuación incluida en las obras a llevar a cabo por parte de la empresa concesionaria, Aguas de Teruel, cuyo importe asciende a 700.000 euros y el plazo de ejecución es de seis meses.

Para la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, se trata de un proyecto "de los que no se ven por el ciudadano pero importante para la ciudad". Como recordaba la alcaldesa, en estos momentos la red de agua es un sistema único y esta obra servirá para evitar las fugas de agua y actuar más rápidamente en caso de averías.

"Nosotros queremos que Teruel sea una ciudad comprometida con el medio ambiente, comprometida con un desarrollo sostenible y eso supone mejorar la eficiencia energética, o en este caso la eficiencia del consumo de agua", explicaba Buj. "Este proyecto de sectorización va a permitir reducir las fugas de agua a cero a lo largo del tiempo, pero también tiene un efecto práctico, y es que vamos a evitar averías como la que hemos tenido esta semana en una tubería en el barrio Pomecia", añadía.

El hecho de acometer esta obra de sectorización de la red de aguas permitirá, pues, no sólo mejorar la eficiencia en las pérdidas sino además detectar mucho antes cualquier problema que haya en la red y, por tanto, evitar los reventones que se producen en la ciudad de vez en cuando.

La obra estaba previsto que comenzara esta misma semana, pero no lo ha hecho a causa de la avería mencionada anteriormente y de la que se está ocupando, de manera que una vez que finalicen las reparaciones, la semana que viene acometerán este nuevo proyecto.

29 sectores

El concejal de Infraestructuras, Juan Carlos Cruzado, ha explicado que la obra divide la red única de suministro de agua en 29 sectores que corresponden a los diez barrios rurales, Platea, el Polígono La Paz, la urbanización Valdelobos y las distintas zonas de la ciudad. Cada uno de estos sectores llevará un equipo de medida y de regulación de presión a la entrada y a la salida de manera que la empresa puede controlar el agua que entra y el agua que sale en cada sector, así como el agua que se consume. "Si todo eso es coherente significa que no hay pérdida de agua y no hay ninguna avería. En cuanto se detecte por alguno de estos equipos de medida inteligentes un desvío en el consumo de agua se supone que hay alguna avería, se cierra ese sector, se analiza y el resto de la ciudad sigue funcionando sin ninguna alteración", indicaba.

La avería que se ha producido esta semana en el barrio Pomecia en la red que suministra principalmente al Barrio del Ensanche, Fuenfresca y Polígono Sur ha sido causada por la gran presión que soportan las tuberías en esa zona baja de la ciudad para que los edificios de estos barrios tengan presión suficiente en sus grifos. "Las tuberías de la zona baja de la ciudad están sometidas a un estrés muy fuerte que provoca constantes averías. Si reducimos la presión en cada uno de estos sectores porque tienen que dar servicio a menor cantidad de puntos de suministro, las tuberías sufrirán menos", añadía Cruzado.

Según ha explicado el concejal, la actuación consistirá en interponer en la tubería los equipos, "bien reguladores o limitadores de presión ya que en las zonas bajas la presión será muy alta y habrá que bajarla y las zonas altas la presión es baja y habrá que subirla". No hay que cambiar tuberías.

Se trata de un sistema totalmente informatizado, que controlará la empresa, y por tanto se verán los consumos día a día y se va a poder actuar de manera inmediata. "La obra está valorada en 700.000 euros pero no le cuesta ni un solo euro a los turolenses porque está dentro del contrato de aguas en el cual la empresa tiene la obligación de realizar una serie de obras, que no van lo rápido que nos gustaría pero lo importante para este equipo de gobierno es que las obras se hagan", concluía la alcaldesa.

Esta obra es el primer paso para que en un futuro todos los contadores individuales de cada suministro sean también inteligentes para hacer la medición en tiempo real. Mientras duren las obras se realizarán cortes de suministro puntuales que se avisarán con tiempo suficiente.

Reventón

En cuanto al reventón del barrio Pomecia, la hipótesis que se baraja es una fisura en la tubería que provocó una pérdida de agua durante algún tiempo y al final, debido a la presión, reventó. "La solución es cambiar un tramo completo de tubería, que son seis metros, realizando la excavación necesaria para ello", informaba el concejal. Se espera que este viernes se lleve a cabo la sustitución de ese tramo de tubería. Los costes de esta actuación los asume la empresa concesionaria del servicio de agua.

Mientras tanto el servicio funciona correctamente a través de la línea paralela prevista para ello, y en cuanto la avería esté reparada esa línea se quedará preparada como reserva por si hubiera un problema en la anterior. "Son dos redes principales que suministran de la misma manera y la empresa de vez en cuando usa una o la otra para que no se fijen depósitos en la que no se utiliza y salga el agua turbia, aún hay una tercera red principal que va por la vía perimetral, que se puso en marcha a raíz de esta avería para reponer el suministro más rápido a los barrios afectados", recordaba Cruzado.

"Cuando se cambie la tubería, se rellenará el socavón, se compactará, y se echará el firme para que la calle sea transitable", concluía el concejal.