Ayuntamiento de Teruel

  • Hoy: 12° / 29° El tiempo hoy
  • Sáb: 10 / 30 El tiempo mañana
  • Dom: 12 / 33 El tiempo pasado mañana

Tres mujeres ganan los concursos de Las Bodas de Isabel de Segura

Presentación ganadores concursos Bodas de Isabel 2019

El cartel anunciador se basa en la techumbre de la Catedral de Teruel

Sara Jornet Blasco, Carmen Carrillo Blanco y Carmen Casero Velasco han sido las ganadoras de los concursos del cartel, guion e indumentaria puestos en marcha por la Fundación Bodas de Isabel para el año 2019.

A los concursos se han presentado obras procedentes de toda España: doce carteles, nueve guiones y cinco trajes para el concurso de indumentaria. Cada concurso ha contado con un jurado diferenciado compuesto por especialistas de cada una de las áreas y cuyo fallo se realizó el pasado 20 de diciembre de 2018.

Las ganadoras de los concursos obtendrán un premio de 500 euros así como el reconocimiento de haber obtenido este galardón que cuenta con un gran prestigio entre los profesionales del sector.

PINTANDO EN LA HISTORIA

El cartel que anunciará este año las Bodas de Isabel de Segura 2019 llevará la firma de la joven diseñadora zaragoza Sara Jornet con la obra "Pintando en la Historia", una ilustración del artesonado que, como ella indica: 'en este cartel represento a los Amantes de Teruel con un ligero aire moderno como guiño a los jóvenes actores (concretamente los de la edición de 2018) que mantienen viva la historia con sus interpretaciones, pero manteniendo siempre fiel la representación de sus vestimentas, sacada de las propiamente utilizadas por los protagonistas en las diversas ediciones de Las Bodas de Isabel de Segura'.

Respecto a su perspectiva histórica y artística, y desde el punto de vista estético, se trata de un cartel de trazos modernos con una clara inspiración formal en las pinturas medievales, haciendo especial hincapié en la composición a base de formas geométricas y frisos de bestias sacados de la propia techumbre de la catedral de Teruel, lugar del que se toman también las referencias de los colores que conforman esta obra.

Las posturas de los amantes, dentro de sus mandorlas, confluyen en la bien conocida imagen de las manos que jamás llegan a tocarse, símbolo del trágico amor de sus protagonistas.

A su vez, en la zona central se puede apreciar una decoración mudéjar con la clásica estrella de ocho puntas y los escudos de sendos amantes en dos de ellas. Un cartel alegre y lleno de color para celebrar el amor y la historia de la mejor forma posible y en una de las ciudades más mágicas del mundo.

Sara Jornet Blasco (Sara Jotabé) nace en Zaragoza en 1993. Tras años de llenar libretas con cientos de dibujos e historietas, se gradúa en Bellas Artes por la Universidad de Zaragoza.

Comienza sus andanzas a finales del 2015 con su fanzine autopublicado "Una Chica Rara, pte.1", el cual agotó su primera edición al completo durante su presentación en el Salón del Cómic de Zaragoza de ese mismo año. A comienzos del 2016 salta a la palestra de la mano del medio Weloversize, para el cual realiza ilustraciones y tiras semanales de forma asidua hasta la actualidad. En diciembre de ese mismo año debuta de forma profesional en el mundo del cómic con su ópera prima "Pajas Mentales" (Letrablanka Editorial), novela gráfica con la que llega a estar nominada a Mejor Obra Aragonesa en los Premios del Cómic Aragonés, y a Mejor Dibujo en los Premios Tran, ambos en 2017.

Durante el año 2017, y sin dejar de lado el humor, la crítica y la fantasía que caracterizan su obra, continúa trabajando en diversos proyectos, así como colaborando con varias publicaciones y causas de carácter solidario, como el Fanzine "No es no" editado por la Asociación Aragonesa de Autores de Cómic, el Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón, contra la violencia de género, el cual cuenta con la portada y una breve historieta bajo su firma. A finales del mismo año, y coincidiendo con el Salón del Cómic de Zaragoza, publica su segunda novela gráfica "Diario de una Vida de Mierda" (Letrablanka Editoral) que recibe muy buenas críticas por parte del sector del cómic y es galardonada en 2018 con un accésit en los Premios CREAR18 a los Jóvene Creadores Aragoneses.

En 2018 crea y desarrolla trabajos personales de cómic e ilustración, y participa en charlas y exposiciones a la par que realiza proyectos para otras empresas y organizaciones como Cruz Roja Juventud o el Ayuntamiento de Zaragoza. También realiza una línea de camisetas para la marca Atrevindicativa, y participa como ilustradora en el juego de cartas "Herstóricas Pioneras". También participa como ilustradora en el libro de Luis Larrodera "Un Tuitero Enamorado" (Editorial Mankell). Además, y a nivel internacional, realiza cómics y diversos trabajos para la empresa Nexudus. Como colofón, obtiene el Premio a Mejor Viñetista de Aragón en los Premios Tran del Cómic Aragonés, así como el Primer Premio en el Concurso P de Pitillos, un accésit en los Premios CREAR18 a los Jóvenes Creadores Aragoneses por su obra "Diario de una Vida de Mierda", y se proclama ganadora del concurso del cartel anunciador de Las Bodas de Isabel de Segura 2019 . A su vez, y desde mediados de ese mismo año, ocupa el cargo de Presidenta de la Asociación Aragonesa de Autores de Cómic, puesto que mantiene en la actualidad.

PRESAGIO

El guion elegido ganador para la pedida de mano de Diego de Marcilla al padre de Isabel de Segura que será representado en La Partida de Diego lleva por título "Presagio" es obra de la murciana Carmen Carrillo.

Después de que Isabel y Diego deciden que él pida su mano a don Pedro de Segura, ella, que no confía mucho en que su padre quiera hablar con él, le pide ayuda a Sendina, el ama que la ha criado desde niña. Ésta habla con su primo Martin, que de canónigo racionero está en la parroquial de Santa María, y es gran amigo del Deán.

Como don Pedro de Segura se ve con frecuencia con su Ilustrísima, por la capilla y enterramiento que está construyendo para su familia en la iglesia, el Deán, con habilidad, procura el encuentro, que se produce en la plaza del Torico. Don Diego pide la mano de Isabel, pero don Pedro de Segura le dice que la dote de su hija es de treinta mil sueldos jaqueses, y que tendrá el novio que triplicar esa cantidad, en arras, el día del enlace. La cantidad es desorbitada, pero don Diego no se achanta y le pide cinco años para conseguir la elevada suma, tiempo que le es concedido.

La única forma que tiene Diego de hacerse con esa fortuna es marcharse a la Cruzada, convocada por el Rey y el Papa, a tierras de frontera. Diego solo necesita, ahora, la promesa de que Isabel le esperará.

Carmen Carrillo Ortega nace en Mula (Murcia) y es la tercera generación de una familia de escultores afincados, desde 1912, en la ciudad de Cieza, Los Carrillo. Ha participado a lo largo de su carrera artística como escultora en numerosas exposiciones tanto individuales como colectivas, entre las que se pueden destacar las realizadas en el Paraninfo de la Universidad de Murcia y en la Real Fábrica de Tabacos, sede de la Universidad de Sevilla.

Tiene en su haber reconocidos premios en Certámenes Nacionales, siendo los más importantes el Molino de Plata obtenido en Valdepeñas, el de la Exposición Nacional de Escultura de Almería, o el de Valladolid de Pequeña Escultura. Su dedicación a la madera y la tradición familiar la han llevado a realizar obras de imaginería procesional y un buen número de restauraciones, que se reparten en numerosos pueblos de la región de Murcia y provincias limítrofes.

Desde siempre ha compartido la Escultura con su pasión por la Literatura, que se centra sobre todo en el Teatro, teniendo una buena colección de obras infantiles entre las que se pueden destacar Saturnino el polizón, Primer Premio en el Certamen de Monteagudo (Murcia) o Silverio y Pandora, premiada por la editorial Barco de Vapor, además ha realizado numerosas adaptaciones de cuentos clásicos y de obras de autores como Lorca, Eurípides o Valle-Inclán.

Su creación dramática se caracteriza por su recreación de temas históricos, contando en este sentido con varios títulos : "Regina Mater", premiada en San Javier, en el Certamen Carmen Conde; "Flores sobre la Arena", de las incursiones Berberiscas al pueblo de Mazarrón y que se estrenó en 2002 en esta ciudad costera, y "Crónica y leyenda de una invasión anunciada", historia teatralizada de la última invasión musulmana por Abu-l-Hassan, padre de Boabdil, en el año 1477 a la villa de Cieza, donde se ha venido representando desde 1998 diez años consecutivos.

OLVIDADAS DE LA HISTORIA

La ganadora del concurso de indumentaria ha sido la vallisoletana María del Carmen Casero Velasco, aficionada desde muy temprana edad a la costura y la historia, entró a formar parte del mundo de la recreación histórica en 2010.

Ha colaborado con dos asociaciones de recreación histórica y en una de ellas fue secretaria y confeccionando desde ropa civil, de órdenes militares, réplicas de reyes y estandartes hasta tiendas normandas y gualdrapas de caballos. Actualmente está organizando su segundo taller de vestuario medieval (SXIII) para la Asociación Española de Amigos de los Castillos de Portillo. Colabora con la Universidad Miguel de Cervantes de Valladolid en el congreso de organizadores de recreación histórica en el castillo de la Mota Medina del Campo. Ha sido galardonada con los premios al mejor vestuario histórico por la Bodas de Isabel de Segura desde el 2014 con el trabajo 'La reconquista de Rada' hasta la actualidad.

El traje ganador es el de una mujer bereber de cultura islámica que se caracterizan por llevar varias capas de vestidos. En esta ocasión, la indumentaria está inspirada en la esposa de una persona influyente que se ha vestido para asistir a la boda de la villa, la de Isabel de Segura. Esta ataviada por un brial de color negro, teñido a mano y bordado con figuras geométricas en colores vivos de tonos carmesís y naranjas. El manto que le cubre el pelo está decorado a juego y sobre la frente lleva incrustaciones de metal y cintas colgando de cada lado con monedas. Cubre su rostro por decoro con un velo granate, mostrando solo sus ojos.

Bajo el brial lleva una túnica granate con decoraciones de cuello y puños de tela tejida, probablemente por ella misma, pues es bien sabido la maestría de estas mujeres con los telares. La túnica se ciñe a la cintura con un fajín de rayas. Bajo ella deja entrever unos pantalones bombachos verdes, confeccionados en lino. Van sujetos por unas winingas de lana o más comúnmente llamadas tiras de pierna y recuerda mucho a las mujeres moriscas.

Lleva cubiertos los pies por unas medias y calza unos zapatos acordonados terminando en punta. El ajuar lo completa con bellas pulseras repujadas.